Red Ciudadana: Solidaridad y Conciencia Social

Por Miguel Ángel Chávez Valencia
Publicada el

Las tragedias se dimensionan y se viven como tales hasta el momento en que llegan con todo el drama, dolor, desesperación e incertidumbre que traen consigo. El sismo del pasado 19 de septiembre, no solamente dejó una ola de desolación en importantes zonas de la capital del país, sino que en unos cuantos segundos, también agravó la zozobra que ya se vivía desde días previos en poblaciones de los estados de Morelos, Puebla, Oaxaca y Guerrero.

Ante la contingencia miles de mexicanos mostraron esa hermandad que pareciera permanecer oculta gran parte del tiempo, que quizás se encuentra en un segundo plano debido al ajetreo de cada día, que posiblemente esté contenida por el miedo a la inseguridad y por haber perdido la esperanza en un futuro mejor. Lo que importa es que afloró en el momento oportuno, con una espontaneidad impulsada desde el corazón de cada persona, con ese espíritu solidario, de compasión, que alberga un deseo genuino por ayudar a quienes más lo necesitan. Sin duda ese carácter y generosidad son muestra de los valores que hay en nuestro pueblo y a la vez representan la posibilidad de construir un México mejor.

Este acontecimiento también fue la ocasión para que salieran esos políticos aprovechados e insensibles, para quienes la desgracia y el dolor ajeno no son más que una oportunidad para tomarse la foto y ver su nombre en los boletines oficiales, y con ello posicionarse ante la proximidad de las elecciones del 2018. Uno de los que dieron ese mal ejemplo fue el gobernador José Ignacio Peralta, quien seguramente por su menguada imagen, quiso colgarse del trabajo heroico llevado a cabo por Salvador Montes de Oca y el perro Rex, que lograron rescatar con vida a una persona en la Ciudad de México, a donde fue enviada la patrulla de Protección Civil estatal de la que forman parte.

Pero volvamos a lo más importante, al gesto mostrado por todos aquellos que sin una pretensión personal, sintieron la necesidad de ayudar a los demás, contribuyendo con un pequeño donativo, hasta trasladándose a los lugares donde las afectaciones fueron mayores, asumiendo tareas de rescate, entregando alimentos, o bien, tomando parte en la apertura y organización de uno de los tantos centros de acopio que se instalaron aquí en nuestro estado.

Pocos pueblos como el mexicano saben mostrar esa solidaridad, esa unidad en torno a una misma causa y estar ahí para tender la mano ante la desgracia. Al igual que en 1985 la sociedad entendió que para hacerlo no necesita del gobierno, pues éste ha quedado rebasado por una ciudadanía que inicia un nuevo despertar, que emerge con una mayor conciencia de lo que quieren los políticos, el gobierno y los partidos, y que pese a sus propios problemas, surge de la adversidad para ayudar a los demás.

Sin duda lo mejor está por venir, una madurez y conciencia ciudadana capaz de no dejarse llevar por estrategias de marketing, dádivas y promesas que nunca van a cumplirse. Después de haber sido engañada tantas veces y de padecer las peores decepciones, la sociedad sabe decidir mejor, así como impulsar y ser parte de nuevos proyectos que perfilen a Colima y a nuestro país hacia un futuro mejor.

  

Amarrando Navajas

+Es una pena que al interior del priismo se hubiese celebrado la asunción a la dirigencia estatal del PAN de Julia Jiménez como si fuese un triunfo propio. Esto habla de la pobreza mental y mediocridad que hay en una clase política que al ser incapaz de construir un proyecto en su propio partido, le apuesta a lo que ocurra en otros partidos.

+El gobernador del estado, José Ignacio Peralta Sánchez, anunció que luego del sismo del pasado 19 de septiembre, con la finalidad de ahorrar y guardar el luto, decidió suspender el mensaje que tenía previsto pronunciar luego de entregar su II Informe al Congreso del Estado. Esta decisión parece obedecer a otras razones, como el temor a verse expuesto y cuestionado ante los resultados desfavorables de la administración que encabeza, y no a un espontaneo detalle de generosidad del mandatario. Si las razones de esto fueran el luto y la austeridad, el gobernador habría tomado la decisión de dar un mensaje en Casa de Gobierno, como aquél de Mario Anguiano pronunció con motivo de su VI Informe.

 

+Si el gobernador Ignacio Peralta realmente desea emprender un programa de austeridad, debería despedir al representante del gobierno del estado en la Ciudad de México, Roberto González Becerra y desempeñar él mismo esa función, que a final de cuentas es compatible con sus estancias y viajes periódicos a la capital del país.

 

 

Comparte!
A+ A-

Destacadas

Colima registra 8 personas desaparecidas en la primera quincena del año

Colima registra 8 personas desaparecidas en la primera quincena del año

Mejorar servicio, prioridad del ISSSTE más que descentralización: Ramírez

Mejorar servicio, prioridad del ISSSTE más que descentralización: Ramírez

Inseguridad cobra la vida de 24 personas en los primeros 15 días del año

Inseguridad cobra la vida de 24 personas en los primeros 15 días del año

Exigen FMP que deje de intervenir en vida interna de la bancada de Morena

Exigen FMP que deje de intervenir en vida interna de la bancada de Morena

Asegura Fiscalía heroína  y detienen a 4 en un cateo

Asegura Fiscalía heroína y detienen a 4 en un cateo