La manera de opinar de... De la denuncia a la acción

Por José Gilberto Ibáñez Anguiano
Publicada el

Es tiempo ya de que la Secretaria General de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), y lideresa moral del Sindicato de Trabajadores de la Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado, Dolores González Meza, pase de sus tronantes declaraciones en contra de esa dependencia todavía en las irresponsables manos del borrachín Ignacio Federico Villaseñor Ruiz, a la protesta enérgica y contundente. Lo menos que debiera hacer a la voz de ya es tomarle las oficinas para obligarlo a renunciar y regresarse con su desentonada música a la ciudad de México.

Por supuesto que “existe hostigamiento hacia los trabajadores por parte del personal directivo de la institución y lo amenazan de levantarles actas sin avisarle al Sindicato, incluso quieren que todos los trabajadores presenten su declaración patrimonial cuando hay algunos que están en lista de raya, ganan poco y no les pagan a tiempo sus quincenas”, y seguirá existiéndolo en tanto Doña Dolores no se amarre sus enaguas y corra a leñazos a Nacho Lico y su gavilla liderada por el israelita concuño de José Ignacio Peralta, Don Efraín Hendy Zaga.

A todo mundo le consta que en la SS y BS "el desorden impera y ahora, además tenemos el que algunos mandos medios están haciendo y deshaciendo sin que haya un control adecuado en sus acciones"; también, “que hay  contrataciones innecesarias de ex funcionarios de primer nivel, a los cuales los despidieron como tal, pero siguen cobrando con el mismo sueldo en la Secretaría, además de estar haciendo funciones innecesarias e inexistentes como el doctor Mariscal, Francisco Flores Santos, Héctor Covarrubias, Carlos Flores que estaba en Recursos Humanos quien le dio base a su esposa y aparte tiene una compensación de 2 mil pesos para estar en el almacén haciendo trabajo por la tarde", pero el desorden y las contrataciones continuarán en tanto la Dolores no pase de sus palabras a los hechos, y le dejen de temblar sus corvas para que le haga sentir a Villaseñor Ruiz toda la fuerza de sus agremiados.

Muy cierto es que  “la encargada de Control Interno de la Secretaría de Salud, que es la licenciada Mónica Castañeda Gutiérrez, quien hace las cosas por fastidiar a los trabajadores y no por hacer mejoras a la Secretaría. Estamos luchando porque deje de estar hostigando a los trabajadores, porque ella como Control Interno está haciendo todas las funciones menos las que se le debe de encomendar en su área y todo esto por la falta de responsabilidad de las autoridades que no la tienen delimitada de sus funciones", pero la abusiva funcionaria no se manda sola, Doña Dolores, tiene un jefe, el secretario ausente Ignacio Federico Villaseñor Ruiz, a quien debes darle una buena sacudida que le espante la borrachera que se carga en las tardes de los tres días a la semana que pasa en Colima.

Como lo denuncia González Meza, Mónica Castañeda Gutiérrez  "está usurpando funciones de la Directora Administrativa, del Subdirector de recursos Humanos, del Jefe de Recursos Humanos, de la Jurídico y del Secretario de Salud y quisiera saber qué se va hacer al respecto porque nadie la para". Tantos años en la farándula sindical y no sabes todavía menear el abanico, Dolores. La tienes fácil, cáele con tu gente a sus oficinas y no la dejen salir hasta que les firme su renuncia irrevocable. Si no puedes, no sabes o de falta valor y decisión para ponerla de partitas en la calle, pídele auxilio a tus dirigencias nacionales.

Los estragos que la corrupción, el colapso de los servicios médicos y la nula prevención sanitaria están causando en los trabajadores de la salud y en la población en general, son tan graves como los asociados a la violencia inoperante en el estado. Los trabajadores de la salud sufren porque carecen de medicamentos, material de curación y equipo. La población,  porque con frecuencia son suspendidas cirugías y demás vitales servicios. La epidemia de hepatitis que brotó en Suchitlán también es fruto del desmadre organizado que el Secretario Villaseñor trae en la dependencia desde hace un año cuando para desgracia de los colimenses y de la comunidad médica del estado llegó desde la ciudad de México.

Dolores González Mesa debe saber que los órganos de control, llámense como se llamen, están para tapar las corruptelas de funcionarios ratas como Ignacio Federico Villaseñor Ruiz que tiene como cómplice al israelita Efraín Hendy Zaga, par de lacras que hacen y deshacen sin que ni la encargada de Control Interno de la Secretaría de Salud,  Mónica Castañeda Gutiérrez, ni Águeda Catalina Solano Pérez, Contralora General del Estado de Colima, ni el también alcahuete OSAFIG muevan ni una ceja. ¡Pobre Colima¡ Necesitas hacer mucho más, Dolores, que sólo bla, bla, bla. ¡Actúa ya o calla para siempre¡ No escribo más porque me estoy encorajinando.

Con ello, deja en claro que la “Lolita” anda al más puro estilo de La Arrolladora de René Camacho. “Como fue que necesité de tus caricias a pesar de tus traiciones” y ya le anda cantando a “Nachito” la canción de Pipe Bueno. Te hubieras ido antes. Porqué no te marchaste cuando aún no eras tan indispensable. ¡Pásela bien!.

Comparte!
A+ A-

Destacadas

Respecto al allanamiento de morada en Santa Bárbara

Respecto al allanamiento de morada en Santa Bárbara

Comunicado de prensa Grupo Parlamentario de Morena

Comunicado de prensa Grupo Parlamentario de Morena

Arrestan a 11 sujetos durate desalojo de vivienda en Santa Bárbara

Arrestan a 11 sujetos durate desalojo de vivienda en Santa Bárbara

Colima, tercer lugar nacional en secuestros por cada 100 mil habitantes

Colima, tercer lugar nacional en secuestros por cada 100 mil habitantes

Conmemoran universitarios gesta  heroica de Niños Héroes

Conmemoran universitarios gesta heroica de Niños Héroes