La Manera de Opinar de… CANACO, trampolín político

Por José Gilberto Ibáñez Anguiano
Publicada el

Mucho revuelo ha causado la designación de Walter Oldembuorg Ochoa como candidato a la alcaldía de la Ciudad de Colima por la coalición PRI-Verde, fungía como dirigente de la Cámara Nacional de Comercio, Turismo y Servicios (CANACO) en Colima y, ante el rotundo no de José Manuel Romero Coello chiqueado y consentido del presidente de la república, Enrique Peña Nieto y de la chipocluda de la titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), María del Rosario Robles Berlanga quienes ya lo colocaron en la lista de Diputados Federales plurinominales. 

Pero de qué se asustan y de qué se espantan, es de todos sabido que la CANACO, es un vil trampolín político en donde proyectan a los comerciantes, para convertirlos en presidentes municipales de Colima, secretarios del Ayuntamiento de Colima y hasta legisladores locales; bisnes son bisnes y negocios son negocios, reciben el respaldo de sus agremiados y la venía del dirigente estatal de tal o cual instituto político y a río revuelto, ganancia de pescadores. 

En su momento, fue proyectado políticamente el priista José Antonio Orozco Sandoval, presidió la Cámara Nacional de Comercio, Turismo y Servicios (CANACO) en dos períodos, 1991-1992 y 1998-199, posteriormente, fui incluido como síndico en la planilla que en su momento encabezó Mario Anguiano Moreno y, ganó la presidencia municipal de Colima; fue alcalde interino de la Ciudad de Colima, cargo que no quiso en su momento Oscar Valdovinos, quien era el suplente del oriundo de Tinajas; posteriormente, el conocido como “El Contador Toño”, contendió por la Diputación Local, por el Distrito II. 

Otro caso que deja en claro que la CANACO es una vil vitrina política fue, Leoncio Alfonso Morán Sánchez, quien fue presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Turismo y Servicios y ahí, fue respaldado por su gremio y palomeado por el Comité Directivo Municipal y Estatal del Partido Acción Nacional (PAN), para que fuera el candidato a la alcaldía de Colima por el partido blanquiazul, ganándole la contienda a quien era el favorito para ganar por amplio margen, Roberto Chapula de la Mora; que si fue o no fue ayudado por el entonces gobernador, Fernando Moreno Peña de manera conjunta con Carlos Flores Dueñas, quien en su momento se quedó chiflando en la loma, eso pasa a segundo término, aquí el punto es, que al igual que Walter Oldembuorg Ochoa, de la CANACO brincó a la candidatura a la presidencia municipal de Colima. 

Otro de los recientes casos fue, Miguel de la Madrid Andrade quien de la CANACO, dio el brinco a fungir como Secretario de la comuna capitalina, en la administración que en su momento encabezó Federico Rangel Lozano, su paso fue efímero, no duró mucho tiempo en el cargo, ya que optó por regresar a sus empresas que tal vez, estaba descuidando y el puesto que tenía en el Ayuntamiento de Colima, no le dejaban los mismos dividendos que le dejan sus empresas. 

En términos generales y a groso modo, la Cámara Nacional de Comercio, Turismo y Servicios, es cuna de quienes aspiran o suspiran ser presidentes municipales, ocupar algún cargo en el Ayuntamiento de Colima o en su defecto, ser candidatos a legisladores locales, llámese del PRI o del PAN. Esta vez le toca el turno a Walter Oldembourg Ochoa, quien llega como candidato a la alcaldía de Colima por la coalición PRI-PVEM predestinada al fracaso, en virtud de que no le ayudara mucho las figuras de Enrique Peña Nieto, José Antonio Meade Kuribeña, del borachales Rogelio Humberto Rueda Sánchez y del des gobernador de Colima, José Ignacio Peralta Sánchez, éste último, tiene a mi bello y hermoso estado de Colima por los suelos. 

Como en el béisbol, Walter Oldembourg Ochoa, entra como corredor emergente ante el rotundo no de José Manuel Romero Coello, mejor conocido como “El Papichulo” y pues a ver qué tal le va con Héctor Insua García, Roberto Chapula de la Mora y con Leoncio Alfonso Morán Sánchez “Locho”, tras el truene de la alianza de Movimiento Ciudadano con el PAN-PRD, ojalá que aunque sea le alcancen los decimales para colarse a la regiduría. Por lo pronto ya se le escucha cantando al buen ex dirigente de la CANACO la canción del canta autor zacatecano, Pepe Aguilar. “Miedo de sentirme solo teniéndote, miedo de no sentir tu apoyo, con ganas de tirar mi ego por la ventana”. ¡Pásela bien!.

Comparte!
A+ A-

Destacadas

Seguirán recabando firmas en contra de las corridas formales en Colima

Seguirán recabando firmas en contra de las corridas formales en Colima

Gestionan ante CIAPACOV que servicio de agua llegue a todos

Gestionan ante CIAPACOV que servicio de agua llegue a todos

Usuarios, responsables de lo que comparten en redes: Salvador Romero

Usuarios, responsables de lo que comparten en redes: Salvador Romero

Con 108 Decretos Congreso clausura periodo de sesiones

Con 108 Decretos Congreso clausura periodo de sesiones

Gana UdeC financiamiento para  proyecto internacional incluyente

Gana UdeC financiamiento para proyecto internacional incluyente