Red Ciudadana: Todos contra Indira

Por Miguel Ángel Chávez Valencia
Publicada el

La arrogancia y la soberbia, antivalores que han sido una constante en su carrera política, parecen motivar con más fuerza los embates mediáticos, legales y políticos en su contra, que el daño a las finanzas y patrimonio del municipio de Cuauhtémoc. Si revisamos la historia reciente de nuestro estado, no se necesitan exhaustivos análisis o exámenes para determinar que ninguna otra personalidad había logrado unir a tantos actores políticos en su contra, como lo ha hecho hacia sí misma la coordinadora de programas sociales del gobierno federal en el estado, Indira Vizcaíno Silva.

Ni el propio Fernando Moreno Peña, cuando desde la rectoría de la Universidad de Colima mantuvo una fuerte confrontación política con el grupo encabezado por Jesús Orozco Alfaro, tuvo tantos adversarios como los que actualmente se esmera en coleccionar Indira Vizcaíno, que cobijada en el manto protector de Andrés Manuel López Obrador, se sabe inmune ante cualquier embate en su contra.

El pretexto ideal para cuestionar a la funcionaria federal ya su vez la integrante de la 4T más avocada a ser candidata a la gubernatura, continuará siendo el tema de las permutas de terrenos que realizó como alcaldesa de Cuauhtémoc con el fraccionamiento Altozano. Con diferentes frentes abiertos en su contra, tanto desde la administración de Ignacio Peralta como al interior de la 4T, Vizcaíno Silva siempre ha mostrado desinterés por instrumentar una estrategia legal, política y de comunicación que le permita explicar su propia verdad, claro, en el caso que la tenga.

Todo político con una pizca de sentido común siempre concede especial importancia a prácticas elementales como cultivar amistades, sumar aliados, sembrar en el devenir cotidiano pequeños y grandes detalles que realizados de manera constante y con el paso del tiempo, fructifiquen en una imagen positiva de su persona. Indira podrá jactarse de ser la ungida por AMLO y la representante ideal de la 4T para conquistar la gubernatura en el 2021, pero aún así me es difícil encontrar ejemplos de estas prácticas y no se diga de comentarios favorables hacia ella, de gente que esté agradecida hacia su persona, que haya encontrado reciprocidad en el trato, o que simplemente la tenga presente como una mujer sincera, solidaria y comprometida. A diferencia de ello, es mucho más fácil toparse, y sin realizar una búsqueda exhaustiva, con experiencias de ingratitud, indolencia, arrogancia y evasivas para establecer compromisos. Es más, si en la 4T hay alguien que tiene similitudes en su forma de actuar y hacer política con José Ignacio Peralta, esa es precisamente Indira Vizcaíno Silva.

Independientemente de los alcances legales que pudiese tener el tema de Altozano, hay un daño político y mediático que no es menor, y que hasta el momento ha sido subestimado. Posiblemente es porque la propia Indira cree que los efectos negativos del tema pueden revertirse en términos electorales por la imagen positiva de Andrés Manuel López Obrador. El punto es que Indira camina, por así decirlo, rumbo al 2021, en una cápsula de petulancia que la mantiene aislada, que la aleja cada vez más de posibles aliados, que reduce sus posibilidades exclusivamente a la voluntad del presidente, desestimando el valor agregado que pudieran tener las circunstancias y otros factores, así como los acuerdos políticos, el trato a sus propios compañeros de la 4T y la construcción de la imagen que debe tener quien aspire a la gubernatura: la de un político carismático, incluyente y que honre su palabra. En pocas palabras, que sea la antítesis de Ignacio Peralta.


Amarrando Navajas

+La API al servicio de JIPS, no de la 4T. Como sorprendente, por no decir descarado, se puede calificar el manejo informativo y político relativo a las obras multimillonarias proyectadas para el estado por el gobierno federal. Resulta que luego de una reunión que el pasado martes sostuvieron funcionarios del gobierno federal y el gobernador, se anunció la ampliación del puerto de Manzanillo al vaso II de la Laguna de Cuyutlán, el libramiento de Valle de las Garzas a Jalipa, el libramiento sur en Colima, un puente vial en Tapeixtles, la ampliación del libramiento El Naranjo y otras obras más, todo ello por un monto superior a los 20 mil millones de pesos. Lo inusual es que el titular de la SCT del gobierno de la llamada 4T, Javier Jiménez Espriú, se haya prestado a un montaje mediático que por lo que se puede ver, fue auspiciado por el director de la API, Héctor Mora, para hacer partícipe de los dividendos políticos al gobernador de Colima, José Ignacio Peralta, haciendo a un lado al presidente Andrés Manuel López Obrador, quien por las dimensiones de la inversión y trascendencia de dichas obras, debió ser quien hiciera el anuncio.

+La obra magna de JIPS. Apostarle a la construcción del un nuevo libramiento, trazado de Las Golondrinas a las cercanías del aeropuerto de Buenavista, representa la única carta de un gobierno que saludando con sombrero ajeno –como es su costumbre- hará un intento por no pasar a la posteridad como el gobierno que privatizó el Parque Regional Metropolitano Griselda Álvarez y compró a sobreprecio los terrenos del llamado Parque Ecológico La Campana. Sería conveniente que tanto el OSAFIG como el Congreso del Estado, indaguen acerca del trazo que tendrá el nuevo libramiento y sobre los movimientos de compra-venta realizados en dicha zona en los últimos tres años.

+El PRI y el discurso de la unidad perdida. ”…Si mi corazón fuera una cancha de futbol, ustedes, todos, todos, todos, no estuvieran en la zona A, ni en la de confort, ni en la VIP, ustedes estuvieran adentro de la cancha…”, dijo Enrique Ochoa Espíritu, conocido como El Buki, quien hace días recibió un reconocimiento por parte del PRI, junto a 60 líderes del municipio de Colima por su trayectoria en dicho instituto político. El mensaje de El Buki, difundido mediante un video que circula en redes sociales, sintetiza la esencia perdida por el PRI al dar paso al pragmatismo, a candidatos sin trayectoria e identidad partidista. Mientras la mayoría de los representantes populares y dirigentes de este partido pretextando disciplina hacen caso omiso de las causas que tienen sumido al PRI en la crisis más grave de su historia, un priista de los llamados “de a pie”, un trabajador del área de servicios generales del comité estatal, pone el ejemplo y muestra con sus palabras qué es lo que ha dejado de hacer el partido en los últimos años.

Comparte!
A+ A-

Destacadas

Seguirán recabando firmas en contra de las corridas formales en Colima

Seguirán recabando firmas en contra de las corridas formales en Colima

Gestionan ante CIAPACOV que servicio de agua llegue a todos

Gestionan ante CIAPACOV que servicio de agua llegue a todos

Usuarios, responsables de lo que comparten en redes: Salvador Romero

Usuarios, responsables de lo que comparten en redes: Salvador Romero

Con 108 Decretos Congreso clausura periodo de sesiones

Con 108 Decretos Congreso clausura periodo de sesiones

Gana UdeC financiamiento para  proyecto internacional incluyente

Gana UdeC financiamiento para proyecto internacional incluyente