Ajedrez Político

Por CentralND/Redacción
Publicada el

Por: Eduardo Bravo* 

Ajedrez Político

 

 

 



De acuerdo con la <<UNICEF>>, 1 de cada 20 niños menores de cinco años, presenta obesidad o sobrepeso, padecimiento que puede provocar enfermedades crónicas, muerte prematura y discapacidad en la edad adulta. Por lo cual, la obesidad infantil en México, debe de atenderse como un problema de salud pública y Oaxaca es precursor en este asunto. 

El Congreso de Oaxaca aprobó el pasado miércoles la prohibición de venta, regalo y suministro de bebidas azucaradas y alimentos chatarra a menores de edad. Con 31 votos a favor, la Cámara de Diputados avaló adicionar el artículo 20 bis a la <<Ley de Derechos de Niñas, Niños y Adolecentes del Estado de Oaxaca>>, para restringir el consumo de alimentos chatarra a niños y adolecentes, dejando a los padres la responsabilidad de lo que consuman sus hijos. 

Los diputados discutían la reforma de la ley de derechos de los niños desde el 2019, con su aprobación Oaxaca se convierte en el primer estado de la República Mexicana, en prohibir productos no saludables a menores de edad. Las restricciones sobre la venta de estos productos con gran contenido calórico, fueron avaladas en el contexto de la pandemia provocada por Covid-19, enfermedad que afecta principalmente a personas con obesidad y diabetes. 

La propuesta oaxaqueña fue aplaudida por organismos internacionales como la ONU y la UNICEF y por 70 organizaciones civiles en México, además el subsecretario de salud federal, Hugo López-Gatell, felicitó al Congreso del Estado de Oaxaca, por ser pionero y poner a la infancia como un asunto superior de la salud pública. Cabe recordar que Gatell en días pasados, recibió críticas de los empresarios por mencionar que los refrescos son venenos embotellados.

Ante este logro del Congreso de Oaxaca, el <<Consejo Coordinador Empresarial>>, argumenta que al prohibirse la venta de bebidas y alimentos preenvasados a menores de edad, dañará las cadenas de valor y afectará a los comercios que obtienen la mayor parte de sus ingresos de la venta de estos productos. Queda claro que los empresarios están en contra de propuestas que afecten sus bolsillos, aunque se trate de la salud de los mexicanos. 

Las elites empresariales de nueva cuenta muestran los colmillos con los que absorben las ganancias que deja el mercado de la comida no nutritiva, que daña la salud de las personas, en especial la de los niños y niñas. Es importante señalar que en México, durante la pandemia, 7 de cada 10 muertes por Covid 19, fueron personas que presentaban diabetes, hipertensión y obesidad, según datos de <<Business Insider>>, lo que coloca al país en un mayor riesgo que otros. 

Cabe mencionar que más entidades federativas buscan seguir el ejemplo de Oaxaca, en la prohibición de venta de comida chatarra a menores de edad, como Tabasco, CDMX y Colima. Lo que se hizo en el Congreso de Oaxaca, dará píe al inicio de una serie de propuestas legislativas, que buscarán poner por encima la salud pública sobre las ganancias que deja la venta de comida no saludable a menores de edad y con eso tener un país con personas más sanas. 

*Autor de la columna “Ajedrez Político”, Licenciado en Administración Pública y Ciencia Política, por la Universidad de Colima, analista independiente en temas sociopolíticos y colaborador en diferentes medios digitales. 

 

Comparte!
A+ A-

Destacadas

Registra Colima incremento en extorsiones y feminicidios en últimos 8 meses

Registra Colima incremento en extorsiones y feminicidios en últimos 8 meses

Paco Rodríguez presenta su agenda ante el último año de la LIX Legislatura

Paco Rodríguez presenta su agenda ante el último año de la LIX Legislatura

Avalan consejeros del IEE por unanimidad inscripción del PES

Avalan consejeros del IEE por unanimidad inscripción del PES

Con más de 30 despidos TUMOR quiere un Congreso a modo del Gobernador

Con más de 30 despidos TUMOR quiere un Congreso a modo del Gobernador

JIPS logra el primer lugar, pero como el gobernador peor evaluado del país

JIPS logra el primer lugar, pero como el gobernador peor evaluado del país