La educación superior no es un lujo, sino parte de la solución.

Por CentralND/Redacción
Publicada el

*Francesc Pedró dictó una videoconferencia ante más de 300 académicos y rectores de México y de varios países de América Latina, en un evento presidido por el gobernador Ignacio Peralta y el rector Eduardo Hernández.

 

Francesc Pedró, director del instituto Internacional para la Educación Superior en América Latina y el Caribe de la UNESCO, dictó este jueves la videoconferencia “Hacia la reapertura: calidad y equidad como prioridades en la educación superior”, ante más de 300 académicos y rectores de México y de varios países de América Latina, en un evento presidido por el gobernador del estado, José Ignacio Peralta Sánchez, y el rector de la Universidad de Colima, José Eduardo Hernández Nava.

En la conferencia, que forma parte de los festejos de cierre por el 80 aniversario de la Universidad de Colima, Francesc Pedró comentó que “es siempre una buena noticia ver que un proyecto de universidad pública de calidad sigue adelante” y que ésta era la primera vez que, desde que asumió ese cargo, que estaba, aunque sea de manera virtual, en una universidad mexicana.

Para entrar en materia, Francesc Pedró dijo que el mundo pasó, de golpe, de una situación normal a una situación inesperada, que fue la pandemia por COVID-19; “nadie, que yo sepa, tenía planes de contingencia pensados para una situación tan difícil como la que estamos viviendo, por lo mismo, nadie tuvo tiempo de preparase”.

Recordó que desde el 17 de marzo de este año ya había un 80% de estudiantes y profesores en situación de cierre de sus universidades y pocos días después la cifra se incrementó, hasta llegar a un 98%; “fue un cambio muy abrupto, y a pesar de que ahora todo mundo critica lo bien o mal que se hicieron las cosas, lo cierto es que la mayor parte de las universidades hicieron algo, demostrando la resiliencia no sólo de las instituciones sino también de los docentes, estudiantes y en muchos casos el empuje de las autoridades académicas para garantizar la continuidad pedagógica”.

Comentó también que si se piensa en cuidar y ampliar la cobertura en estos tiempos, más que pensar en videoconferencias y equipos de cómputo, se piense en los celulares, ya que en América Latina, el cien por ciento de personas tiene al menos uno.

Habló también de los problemas que enfrentan los alumnos y docentes durante esta pandemia, como son la falta de equipo de cómputo, la conexión a internet, el aislamiento social, la comunicación con los profesores, el mantener un horario regular y la ansiedad general con respecto al COVID-19; “el mensaje más relevante aquí es no pensar que por el hecho de tener soluciones tecnológicas estamos dejando la vida fácil a los estudiantes, ya que ellos tienen dificultades tecnológicas, financiera y también la incapacidad de moverse en un entorno en el que su propia autonomía y madurez deberían considerarse, ya que a la universidad los jóvenes no sólo van a aprender, sino a vivir una experiencia total, una experiencia social, cultural y en algunos casos, como México, una experiencia política, que termina marcando la vida de las personas”.

Abordó además, los efectos a corto y largo plazo que traerá para las universidades esta pandemia, que serían, entre otros, que muchos alumnos ya no regresarán a las aulas (alrededor de un 30% en la región), que las universidades estén abriendo y cerrando sus instalaciones hasta que se cuente con una vacuna, que los alumnos, sobre todo los de menos recursos y las mujeres, abandonen las aulas, que bajen los aranceles, que se dé el cierre de universidades pequeñas (en el caso de las privadas) y que haya el despido de profesores, en especial de los más jóvenes.

Destacó que la experiencia presencial continúa siendo importante, en especial para los jóvenes de nuevo ingreso, “por lo que si hay que reducir la presencialidad, que sea por razones sanitarias y de carácter temporal; en la UNESCO necesitamos que la experiencia universitaria vaya más allá del aprendizaje, que sea también la experiencia de creación de comunidad”.

Llamó la atención sobre el hecho de que las universidades, durante la pandemia, han destinado sus recursos a mejorar los equipos tecnológicos e incluso la salud mental de sus comunidades, “la cuestión es que cuando discutamos los presupuestos de estado para el próximo año fiscal estaremos en situación de demostrar que efectivamente la educación superior es parte de la solución y no sencillamente una carga más, porque el pastel fiscal, debido al freno de la pandemia, se va a reducir enormemente, y por encima de la educación superior van a pasar otras prioridades: la sanidad, las pensiones, la ayuda a las familias en situación de vulnerabilidad y la educación primaria”.

Por eso, añadió, “el reto para nosotros es construir un discurso público, empezando por autoridades como la UNESCO, en el que podamos insistir que la educación superior no es un lujo, sino que forma parte de la solución para no perder cohesión social y también para encontrar mecanismos de apoyo a la nueva economía que tiene que surgir de esta crisis que estamos viviendo. ¿Dónde se gesta la innovación? Probablemente en la mente de los universitarios y las universitarias que, por desgracia, si no conseguimos esa financiación tal vez no puedan seguir en la institución; por lo tanto, el país no puede permitírselo. Pero ésa será una batalla muy dura que los rectores y rectoras tendrán que librar”.

Ante esta crisis, recalcó que “la gran preocupación que debemos tener todos en la región es la de no dejar a ningún estudiante atrás”. 

Por último, espera que “como buenos científicos y científicas seamos capaces de sacar lecciones importantes de esta crisis, que nos permitan transformar progresivamente la experiencia, y uno de los elementos más importantes será la identificación de las pérdidas para poder actuar sobre ellas. En la reapertura, no todos los estudiantes podrán volver al mismo tiempo; por consiguiente, habrá que imaginarse una situación forjada de hibridación que tal vez tenga continuidad en el futuro o tal vez no, pero vamos a tener que convivir con la hibridación por lo menos todo el tiempo necesario hasta conseguir que la vacunación sea universal, y eso tal vez nos lleve al próximo curso académico”.

El rector Eduardo Hernández Nava ofreció, de manera virtual, un reconocimiento al conferencista y recordó que la UdeC fue distinguida por la UNESCO con la medalla del cincuenta aniversario por la gestión que hizo esta institución “para facilitar, a través de las tecnologías de la información y la comunicación, el derecho universal a la información y el conocimiento en beneficio de la comunidad académica en América Latina y el Caribe”

Dijo también que la Universidad seguirá atenta a las políticas de la UNESCO “en beneficio de las instituciones de educación superior y para favorecer las condiciones de acceso y permanencia a la educación superior con calidad y equidad”.

En su turno, el gobernador Ignacio Peralta comentó que “estamos viviendo crisis convergentes: una crisis en materia sanitaria, económica, una crisis de valores, que genera una crisis de seguridad, y una crisis política y no queremos que a ellas se les agregue una crisis educativa, de tal manera que los hacedores de políticas públicas tenemos que hacer un enorme esfuerzo para que la educación continúe siendo no sólo la herramienta más importante de movilidad social, sino en realidad el futuro en la construcción de nuestras sociedades”.

En este sentido, dijo, “quiero reiterar, reconocer el papel tan importante que juega la Universidad de Colima en el desarrollo del estado. Esto es una afirmación histórica. Lo ha hecho a lo largo de muchos años y es, como lo he dicho en otras ocasiones, una palanca para el desarrollo de Colima, por lo cual me parece que todo aquello que deba de fortalecer a la educación superior, y en particular a esta Universidad, debe de hacerse no obstante las limitaciones y restricciones que estamos viviendo. Es un tema que debe estar siempre en las prioridades. Le agradezco al rector y le reconozco su liderazgo en nuestra máxima casa de estudios y me reitero siempre como un aliado de la Universidad en el Gobierno del Estado, para que juntos sigamos contribuyendo al desarrollo de nuestra entidad”.

Comparte!
A+ A-

Destacadas

Deshechan diputados reforma a Ley Orgánica de UdeC

Deshechan diputados reforma a Ley Orgánica de UdeC

Congreso aprueba cuentas públicas 2019

Congreso aprueba cuentas públicas 2019

Entregan al Congreso firmas de respaldo social al servicio de mototaxis

Entregan al Congreso firmas de respaldo social al servicio de mototaxis

Descuentos, charlas y dinámicas, en la feria virtual del libro

Descuentos, charlas y dinámicas, en la feria virtual del libro

 CONGRESO DEL ESTADO CUMPLE AL 100% LAS OBLIGACIONES DE TRANSPARENCIA

CONGRESO DEL ESTADO CUMPLE AL 100% LAS OBLIGACIONES DE TRANSPARENCIA