Trabajadores sufren secuelas por el poder corruptor de JIPS

Por Fernando Álvarez Luján
Publicada el

Diario de indolencias

Convertido en una fuga pestilente emanada del caño de la corrupción intestina que invade el interior del gobierno desahuciado de José Ignacio Peralta Sánchez, la gotera de la corrupción humedece y permea contaminando, arrasando con ese característico poder corruptor casi todo lo que tiene contacto con él en algún momento de los 70 meses que mal lleva la desastrosa administración del corruptor e indolente: -Nacho Peralta por antonomasia-.

Organismos independientes como CIAPACOV, sindicatos como el SNTE 39, partidos políticos como el PRI, y PANAL, Legislaturas, ONG's, organismos otrora respetables como la API en Manzanillo, delegaciones federales, ayuntamientos, Tribunales, Institutos, Cámaras Empresariales, y asociaciones, todas en determinado momento a lo largo de 70 meses, en alguna de sus administraciones, representaciones o dirigencias han sido tocadas por el poder corruptor de Peralta Sánchez. Cierto, algunas, -aunque muy pocas- NO permitieron ser trastocadas por el estiércol peraltista, sin embargo, TODAS fueron alcanzadas por la pestilente gotera de la corrupción que emana constante desde el interior del purulento y cada vez más fétido gobierno. No todas las aves cruzaron el pantano sin mancharse.

 

Las consecuencias del poder corruptor de Peralta Sánchez son evidentes, basta echar un vistazo a la situación desesperente que viven los trabajadores de la educación, en particular los agremiados a la sección 39 del SNTE, quienes a pasar de ser los responsables de la educación infantil y juvenil de centenares de miles de niños y adolescentes, no reciben su salario y prestaciones en  tiempo y forma, todo porque el contaminante y apestoso  poder corruptor del gobernador indolente, poco a poco fue expandiéndose en la dirigencia sindical de esa sección 39, invadiendo a su dócil y sumiso líder, Heriberto Valladares Ochoa, así como al insensible delegado del SNTE nacional en Colima, Mateo Casillas.

Desde hace mucho tiempo hemos venido señalando en este espacio, así como en nuestra colaboración en "La Botica", programa semanal de radio y plataforma web y redes sociales de La Mejor FM Noticias con Max Cortés, que el poder corruptor y pestilente de José Ignacio Peralta Sánchez como un cáncer fulminante, avanzaba sin cortapisas en diferentes sectores de la sociedad, y que no se habían aun entendido las gigantescas consecuencias nefastas que los colimenses padeceríamos por las secuelas de esa imparable infección de corrupción que nos estaba alcanzando. Falta de pago y prestaciones a trabajadores, impago a proveedores del gobierno, recursos que no llegan a instituciones y organismos autónomos y despidos masivos de trabajadores, son las secuelas más dañinas y evidentes en estos momentos.

En su momento, cuándo detectamos que esa corrupción asquerosa ya había invadido como una letal metástasis al pseudo líder de la 39, señalamos a través de comentarios editoriales y notas periodísticas éste contubernio entre Valladares Ochoa y Peralta Sánchez, por lo que recibimos en correspondencia ataques soterrados en redes sociales orquestados por individuos de aviesas intensiones, muchos de ellos hoy también sufriendo las secuelas de ese poder corruptor.

 

Hoy sacamos a colación este tema debido a que la metástasis también llego primero al gobierno estatal que no solo dejó de pagar a sus empleados de confianza, sino que además los despidieron sin importar su antigüedad y servicios prestados, tampoco contó para muchos de ellos su participación obligada o voluntaria de las estrategias de contención y contra-campaña con que llenaban de aplausos y vítores las publicaciones en las redes de Peralta Sánchez, sin importar lo torcidas o indolentes que fueran, nada sirvió para evitar sufrir las secuelas de la corrupción pestilente porque fueron despedidos de su trabajo sin miramientos con la indolencia característica de este gobierno.

Luego, los estragos de la corrupción llegaron al destruido PRI de José Ignacio Peralta Sánchez, un PRI maltrecho y alicaído que por 70 meses sufrió los embates de la indolencia, indolencia que fue minando poco a poco lo único rescatable de ese 

hoy purulento instituto político. Sus bases y sus trabajadores. 

Hoy estos trabajadores, muchos de ellos con la camiseta bien puesta por varios lustros, fueron despedidos sin misericordia por los agoreros de la corrupción e indolencia. Ese personal que defendió a capa y espada al indolente generador del poder corruptor José Ignacio Peralta Sánchez, hoy los aniquiló, es paradójico pero cierto, el señor feudal exterminó a sus súbditos.

Comparte!
A+ A-

Destacadas

Si donas, ayudas a prevenir el cáncer y salvar vidas: María Luisa Guisa

Si donas, ayudas a prevenir el cáncer y salvar vidas: María Luisa Guisa

Enfermedades en granjas afectan producción de carne de cerdo: Lizeth Campos

Enfermedades en granjas afectan producción de carne de cerdo: Lizeth Campos

 Arrancó Festival Internacional Cervantino de manera presencial y virtual

Arrancó Festival Internacional Cervantino de manera presencial y virtual

Llega la FIL 2021 con mucha diversidad, ciencia y literatura

Llega la FIL 2021 con mucha diversidad, ciencia y literatura

Cancela IEE Colima inscripción de partidos políticos FxM y PES

Cancela IEE Colima inscripción de partidos políticos FxM y PES